Poema XXXI

14 Jul

image001

Reiteradamente…,

me desvela el mar amarillo en tus ojos,

el lunar de tu mano blanca.

 

Despierto y pienso…

en tu corona de labios

que reina mi boca

de vez en cuando.

 

Extraño de ti…:

la sonrisa tímida en aquella madrugada,

la piel que alumbra,

la mirada que me arrojas.

 

Ya te distingo

por el olor dulce de tu cuello

y de tus brazos a carne tuya.

 

Mi amor por ti es naciente, pero es amor.

Inspirado por, y Dedicado a MADE

(1 de julio de 2009)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: