Poema XXIX

5 May

piano-de-cola-22

Sentí cuánto mi frío, gracias a tus palmas tibias.

 Las teclas blancas se hundían solas

por alguna inteligencia… 

Una pieza legendaria se tocaba junto a nosotros…

La melodía comenzó a mecernos las bocas y las manos

hacia el cuerpo opuesto.

 

Entre susurros…

vi la cortina amarilla y el cuadro de rayas verdes,

en un espejo tus pies sobre las lozas,

tres muebles como testigos.

 

Tu espalda se recostó sobre el lomo del piano incansable.

Mil besos bajo tu ombligo.

Enmarañas de pelo.

Firmeza en el aprieto.

 

La lumbre de una vela ilumina nuestros rostros…

La timidez se debilita,

hasta carecer de su fuerza…

 

Inspirado por… y Dedicado a… N. L. N.

Anuncios

Una respuesta to “Poema XXIX”

  1. agriselle mayo 9, 2009 a 12:14 am #

    Hermoso, delicado!!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: